Cambio de caratula tras el fallecimiento de Pedro Díaz: Homicidio Consumado.

El Fiscal Nicolás Gambini confirmó en las primeras horas de este lunes a la prensa el cambio de carátula, tras el fallecimiento de Pedro Diaz, la causa que pesa sobre las personas detenidas, ahora es “Homicidio consumado” según destacó en declaraciones periodísticas.

Dos detenidos

En tanto, en la cárcel de Villa María se encuentran detenidos los dos presuntos agresores, que en un primer momento fueron involucrados como supuestos autores del delito de “homicidio en grado de tentativa”, aunque ahora la imputación cambia a “Homicidio Consumado” tras el deceso de la víctima.

El caso es investigado por el fiscal de Instrucción del Primer Turno de Bell Ville, Nicolás Gambini, quien precisamente había ordenado la detención de los dos jóvenes de 22 años, uno domiciliado en Morrison y otro en Bell Ville, ambos cuñados entre sí, que se encuentran apresados en la Unidad Penitenciaria de barrio Belgrano de la Ciudad de Villa Maria.

Pedro Díaz, el joven de 23 años que fue presa del ataque artero de otros dos individuos en Morrison, quienes le provocaron gravísimas lesiones que causaron su deceso.

El fallecimiento de Díaz ocurrió poco después del mediodía de la víspera en el Hospital Regional de Bell Ville, donde se encontraba internado en estado gravísimo en la Unidad de Terapia Intensiva y con asistencia respiratoria mecánica, como consecuencia de presentar un severo traumatismo de cráneo.

El hecho

El violentísimo ataque ocurrió poco antes de las 23 del domingo 15 del corriente, cuando Díaz salió de un quiosco situado en el sector céntrico de Morrison y a pocos metros del edificio policial, instante en el que fue sorprendido por dos sujetos que lo golpearon a mansalva hasta que lo dejaron tendido en la vía pública.

De inmediato y debido a la gravedad de su estado, el joven fue trasladado al Hospital Regional Doctor José A. Ceballos de Bell Ville, donde ingresó con un severo traumatismo de cráneo, paro cardiorrespiratorio y otras heridas, de acuerdo a lo informado por el director del establecimiento, José María Ruiz, ante el requerimiento de El Diario.

Cuatro días después de la brutal agresión, en estado inconsciente, Pedro Díaz cumplió 23 años cuando aún permanecía bajo asistencia en la sala de cuidados especiales, mientras su madre Lorena solicitaba con desesperación que se presentaran testigos que habrían observado el ataque.

Pese a la poca distancia entre la sede policial y el escenario de la agresión, la Unidad Departamental Unión informó que recién intervinieron cuando fueron convocados por un llamado al 101, que consignó que “dos sujetos agredían a un tercero”.


Escuchá FM Morrison todo el día hacé click acá