Ni presencial ni virtual: en Córdoba las clases retornan el 31 de mayo

El gobierno provincial resolvió llevar adelante un receso la semana próxima, en el marco de las decisiones que dio a conocer Alberto Fernández.

Se sabía que, en el contexto actual, la renovación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) vigente a partir de este sábado incluiría mayores restricciones. Y la novedad fue la dosis de “federalismo” que impuso el discurso presidencial.

Que desde temprano este viernes el ministro de Gobierno de Córdoba refiera que “la provincia es parte del país” expone la necesidad de disminuir fuertemente la circulación. Se apunta, en ese sentido, a los próximos nueve días.

El propio Facundo Torres anticipó el impacto en materia educativa: según remarcó, no habrá clases la semana que viene en en la provincia.

La decisión, que apunta a las jornadas restantes post feriados del lunes 24 y martes 25 de mayo, es que no se dicten de manera presencial pero tampoco virtual. ¿El argumento? Se orienta a que la decisión de suspender el dictado en las aulas en la mayoría de los departamentos, por encontrarse en “alto riesgo epidemiológico” podría generar inequidades en virtud de las diferencias entre las distintas burbujas.

“Son solo tres días de receso. Estimamos que cambiar sólo por ese tiempo y llevar todo a la virtualidad, tiene una gran complicación. Por eso se opta por el receso total”, sentenció Torres a radio Universidad.